Receta de avena con frutas para un desayuno saludable

Nunca me gustó la avena hasta que decidí quitarme esa grasita que me sobraba en mi abdomen y después de leer, hacer muchas rutinas de cardio, ejercicios funcionales, y cuanta modalidad viera por las redes sociales que me ayudara a conseguir el abdomen deseado, aprendí a ser ingeniosa en la cocina, de manera que lo que no solía gustarme pero sabía que era necesario dentro del nuevo plan de vida saludable que asumí, lo incorporé a mi dieta diaria adaptando recetas de comidas saludables con un estilo propio.

La avena es uno de los cereales a lo que de niña le huía por más que mi mamá me dijera que me alimentaba y proporcionaba bienestar a mi cuerpo, pero ahora “me encanta”, mi forma favorita de consumirla es calientita y como empieza el invierno más me gusta para combatir un poco el frío.

Quiero enseñarte una forma muy saludable de preparar la avena que seguro a ti también te va a encantar.

¡Manos a la obra!

Ingredientes para 2 personas:

  • 250grs (1 taza) de avena en hojuelas.
  • Panela (opcional).
  • 1 manzana.
  • ½ taza de leche de soya.
  • Arándanos.
  • 5 almendras.
  • Canela.

Preparación

Lava la mazana y córtala en cubos, ponlos a hervir en dos tazas de agua, agrega un clavito y un trozo muy pequeño de panela si deseas endulzar, tapa la cacerola y espera que los trozos de manzana ablanden.

Luego saca los cubos de manzana. A fuego lento agrega las hojuelas de avena y revuelve, tapa la olla nuevamente.

Licúa los trozos de manzana e incorpóralos a la avena que está en cocción e inmediatamente la leche de soya, ¡está lista, apágala!.

Ahora sirve en un plato hondo deja reposar, va a espesar un poco, coloca trozos de plátanos, los arándanos , las 5 almendras y polvoréale canela a  tu gusto.

Aporte nutricional de la receta de avena

No me obsesiono con contar las colorías para no engordar, vivir de forma saludable no se debe convertir es una obsesión, es un estilo de vida que debes asumir porque amas tu cuerpo, por lo que cada alimento que consumes debes hacerlo disfrutándolo, pero también con conocimiento del valor nutricional que contiene.

La avena: Un cereal muy famoso en el mundo del fitness porque es bajo en calorías que contiene aminoácido, minerales, vitaminas, aporta gran energía al cuerpo ya que posee grandes cantidades de hidrato de carbono es un excelente depurativo, puesto que posee grandes cantidades de fibra que ayuda a limpiar el estómago y ayuda a controlar la ansiedad.

Las almendras: Las almendras son uno de los frutos secos más nutritivos del planeta, tienen un sabor delicado y dulzón, y contienen infinidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Entre sus bondades destaca que ayudan a fortalecer los huesos, el cabello, la piel y son buenas para el corazón.

Leche de soya son grandes fuentes de proteína. La leche de soya es comparable en el contenido de proteínas a la leche de vaca, pero su contenido calórico es menor, por eso es una buena opción para quienes hacen dieta.

Las manzanas: Poseen un alto contenido en fibras, son ricas en antioxidantes, ricas en minerales como el fósforo, potasio o calcio, además facilitan la digestión de alimentos ricos en grasas y combaten el estreñimiento.

Arándanos: Pertenecen a la familia de los frutos del bosque y son una de las frutas más saludables del planeta. Lo son porque tienen un alto contenido en antioxidantes los cuales, entre otros beneficios, combaten el envejecimiento prematuro.

Recuerda, no te obsesiones por contar calorías, puedes comer rico y muy saludable.

Publicado por Mundo Styvalee

Madre. Comunicadora Social. Escritora. Gimnasta, aficionada del fitness Emprendedora. Motivadora. Feminista. Autora de Mundo Styvalee.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: