Aprende a cerrar ciclos y toma el control de tu vida.

Por problemas políticos, económicos y sociales en mi país junto a mi familia nos tocó aventurar para garantizarle a mi hijo seguridad, educación, alimentación, y así llegamos cargados de un montón de sueños hasta Lima, de eso hace año y medio.

Imaginaba todo lo que podíamos construir, trabajar, comprar una casa, otro carro, ahorrar para iniciar un negocio y así retornar a nuestra tierra natal aquella que no llegamos a valorar hasta que tuvimos que marcharnos, estos pensamientos revoloteaban día y noche en mi cabeza, no me permitían dormir bien, estaba llena de ansiedad al recordar momentos de felicidad deseando regresar el tiempo y volver al vivirlos.

No lograba conciliar el sueño, mi cuerpo se sentía agotado y así las discusiones constantes en casa y los reproches por haber dejado todo, acabé con mi paz y la de mi hogar.

Decidí Cambiar la situación

Un buen día decidí cambiar la situación y al dejar al niño en el colegio salí a ejercitarme al parque, despejar mi mente, admirar la  belleza que había a mi alrededor y que hasta ese momento la descubría, comencé a observar a mis vecinos, las personas que paseaban a sus mascotas y me dije “Esta es mi nueva vida, esta es mi nueva realidad, me toca vivirla y disfrutarla- Es momento de cerrar el ciclo de lo que tuve en Venezuela”.

¡Entonces¡ di los primeros pasos para cerrar ese ciclo. Veamos cuáles son algunos de esos caminos que tome y felizmente me funcionaron.

  1. Aceptar que inconscientemente nos lastimamos, nos generamos ansiedad, sentimientos encontrados y el corazón no está en calma.

Y en la vida hay que mirar hacia el frente, caminar hacia el futuro, viviendo el día a día como si fuera el último, aprendiendo de las equivocaciones del pasado, atesorando los recuerdos como algo bonito pero no con tristeza, para así poder ver las oportunidades que la vida nos coloca en nuestro camino.

Si el ciclo, sea cual sea, permanece abierto, interfiere con el avance personal. Es como dejar una llave que gotea sin repararla y esperar a que esto no incida en el costo económico y ecológico del agua.

  • Dejar ir

Esta etapa es dura, estamos tan aferrados a los buenos momentos del pasado que lo queremos revivir tal cual y en ese proceso insisto no apreciamos el presente.

Los seres humanos tendemos a aferrarnos a lo conocido, por más negativo que sea. La costumbre es una fuerza muy poderosa que nos impulsa a mantenernos en la inercia. Se percibe como si fuera más fácil soportar lo malo conocido, que emprender la aventura de lo bueno por conocer.

  • Despedirse y hacer un balance

Por última vez echemos un vistazo al pasado, lloremos, vivamos el duelo, Lo mejor es repasar, paso a paso, cada una de las vivencias que formaron parte de ese proceso. Identificar el comienzo, los momentos más relevantes y las sensaciones que experimentamos.

A partir de esto se puede hacer un balance, una evaluación de las vivencias positivas, y también complicadas, que hubo en ese ciclo.

  • Llegó el momento de emprender

Cerrar un ciclo implica tener un corazón aliviado, en paz, una mente despejada, así que es el momento de emprender retomar proyectos o crear nuevos. Los seres humanos siempre tenemos sueños, y cerrar un ciclo es el final de una etapa pero el comienzo de algo bueno.

Cerrar ciclos en un acto de amor propio, es un acto de empoderamiento, de retomar el control de nuestras vidas al mismo tiempo que cuidamos nuestra salud mental, es imposible disfrutar la vida si tenemos asignaturas pendientes como dice la canción de Ricardo Arjona.

Publicado por Mundo Styvalee

Madre. Comunicadora Social. Escritora. Gimnasta, aficionada del fitness Emprendedora. Motivadora. Feminista. Autora de Mundo Styvalee.

Un comentario en “Aprende a cerrar ciclos y toma el control de tu vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: