Un día después de mañana

Ese es el título de una película que se estrenó en el año 2004 protagonizada por Dennis Quaid y Jake Gylenhaal, trata de un padre en busca de su hijo en medio de una catástrofe natural, pero este artículo no refiere precisamente a ese tipo de catástrofe, más bien de lo que ocurrirá en el mundo al levantarse la cuarentena.


Hemos vivido un confinamiento social obligatorio como parte de las medidas de prevención que han adoptados los Gobiernos de diferentes países para evitar un calapso en el sistema de salud, y contener el brote.
Así que UN DÍA DESPUÉS DE MAÑANA es el título que considero pertinente para enmarcar el futuro cercano, la salida del estado de cuarentena obligatoria en la que vivimos actualmente en el Perú y el mundo.


Conversé vía telefónica con familiares y amistades para conocer sus opiniones del mañana; si hay algo en lo que todos coinciden es que «hay que aprender a convivir con el COVID_19 por un largo tiempo y esto implica sacar lo mejor de cada persona.

¿Pero qué pasará un día después de mañana?

En esa ronda de preguntas, un gran amigo, Nestor Rambal, venezolano , ingeniero en informática, reside aún en Venezuela, me comentó “de dos a tres semanas el mundo volverá progresivamente a la normalidad, pero el virus seguirá entre nosotros, el planeta ya no puede seguir más tiempo en pausa, la economía va a pasar por encima de la salud y la vida, el levantamiento de la cuarentena es un punto de inflexión donde dejarán de cuidarnos y nos tocará hacerlo por sí solos”.


Así mismo, quién fuera en el pasado entrenador de beisbol de mi hijo, Hector Rivero, comentaba que el ser humano no estaba preparado para el levantamiento de la cuarentena, pues aún falta desarrollar consciencia y humanidad, aprender a cuidarnos a sí mismos para preocuparnos por el resto, quién en la actualidad reside en Guayaquil, Ecuador enfatizó “Aún se observa gente en las calles sin tapabocas, sin guantes, agrupados en mercados y esto con las medidas obligatorias de distanciamiento social”.


En definitiva los gobiernos del mundo no esperarán que aprendamos a convivir con este brote, toca aprender en el camino por sí solos, entender que nuestro futuro inmediato debe cambiar, nuestras costumbres, hábitos, porque el debate está allí, pronto se levantará la cuarentena.
Con todo un cuadro negativo, a los gobiernos de América Latina no les quedará de otra que reabrir lentamente su aparato productivo, y colocar a la economía por encima de la salud, por lo que toca mostrar lo mejor de cada uno de nosotros antes que se restablezca el orden mundial.


Esto es algo tan nuevo que nadie tiene una fórmula, no hay ninguna experiencia en el mundo sobre cómo salir de eso. Sin embargo el centro de estudios Enterprise Institute de Estados Unidos con sede en Washington, DC, publicó una especie de guía general para que los países que quieren hacer esto lo hagan de una manera ordenada», comenta.


Relata el artículo, que después de que se levante la cuarentena, por lo menos hasta dos años que tengamos una vacuna o un tratamiento médico efectivo y accesible para todos, vamos a tener un nuevo planeta, una nueva forma de comunicarnos y actuar.


Vendrá un levantamiento ordenado de la cuarentena, quizás por regiones, considerando los brotes locales se abrirán progresivamente los trabajos, los negocios progresivamente y bajo reglas fundamentales. Mantener dos metros de distancia entre persona y persona debe ser la regla. Todos deben usar mascarillas por los próximos dos años, hasta que se tenga una vacuna los espectáculos de fútbol, los conciertos no van a tener lugar en la sociedad.

Así que a preparase para los próximos días que serán decisivos, es momento de demostrar amor propio y solidaridad con los más vulnerables.

Publicado por Mundo Styvalee

Madre. Comunicadora Social. Escritora. Gimnasta, aficionada del fitness Emprendedora. Motivadora. Feminista. Autora de Mundo Styvalee.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: